Consulte siempre a su médico de cabecera antes de tomar cualquier decisión. Por favor, no se automedique.

Pacientes Online: Por una alianza estratégica entre pacientes y equipos de salud.


Contáctenos | Nosotros | ¿Por Qué Pacientes Online? | ¿Cómo nos financiamos? |



Lunes, 22 de Septiembre de 2014
Fecha última actualización 08/06/2014
-->
Portada
Enfermedades
Encuentros Paciente-Médico
Informes Especiales
Seguridad del Paciente
Entrevistas
Medicina Basada Evidencia
Evidencias en Pediatría
Artículos Medicina
Curiosidades
Hospitales
Sonría
Links Recomendados
Suscribirse

Nosotros subscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red Nosotros subscribimos los Principios del código HONcode.
Compruébelo aquí.

Este sitio posee el sello de calidad.

Web Médica Acreditada. Ver más información

Sello de calidad Medicina XXI

RIÑON POLIQUÍSTICO O POLIQUISTOSIS RENAL

Vicente E. Torres, jefe del Servicio de Nefrología de la Clínica Mayo
«El diagnóstico precoz de la poliquistosis renal plantea dilemas morales por su carácter hereditario»


La poliquistosis renal consta como una de las enfermedades hereditarias del riñón de mayor impacto estadístico. De ahí que en los últimos años investigadores de todo el mundo estén tratando de encontrar posibles vías preventivas o terapéuticas. Vicente Torres, jefe del servicio de Nefrología de la Clínica Mayo en Rochester (Minnesota, EEUU), es uno de los expertos que ha conseguido aportaciones relevantes en este sentido. En concreto, el primer fármaco ensayado contra esta enfermedad. Torres estuvo recientemente en Barcelona en un encuentro organizado por la Fundación Puigvert junto a Peter Harris, otro de los grandes artífices de los descubrimientos que auguran mejores expectativas para los enfermos de poliquistosis.


¿Qué perfil puede dibujar del servicio hospitalario que tiene a su cargo?

El Servicio de Nefrología de la Clínica Mayo abarca tanto las enfermedades propias del riñón como la hipertensión arterial. Cuenta con una plantilla de 35 especialistas, dos de ellos ocupados al cien por cien en investigación, seis ocupados al cien por cien en atención clínica y los 27 restantes alternando funciones asistenciales con labores de investigación o docencia.

Esta visita a Barcelona tiene por excusa la presentación de novedades en torno a las enfermedades hereditarias del riñón.
En efecto, se trata de enfermedades que tienen manifestaciones tanto dominantes como recesivas. Las primeras están presentes en prácticamente todo el mundo. Se dice que en la raza negra africana se dan menos casos de poliquistosis, pero cabe la posibilidad de que no dispongamos de datos suficientes sobre la verdadera incidencia de esta enfermedad en la región. Con respecto a las formas recesivas, proliferan en aquellas zonas donde se da una mayor consanguinidad.

¿Qué entendemos por poliquistosis?
La poliquistosis renal, de carácter hereditario, afecta a una de cada 800 personas en el mundo La enfermedad poliquística renal es un trastorno hereditario autosómico dominante, casi siempre bilateral [aparece en ambos riñones]. Ocurre que los síntomas no aparecen hasta transcurrida la cuarta década de vida, cuando la lesión se encuentra en fase muy avanzada, y generalmente se asocia con más quistes presentes en hígado, bazo o páncreas. El riñón poliquístico presenta un tamaño mayor de lo normal y aloja quistes de múltiples tamaños. Los síntomas, que insisto que aparecen tarde, son dolor, hematuria, hipertensión, hemorragia intraquística o abscesos de grado variable. La enfermedad puede evolucionar muchas veces hacia una insuficiencia renal terminal.

¿No es posible identificar la enfermedad antes de que los síntomas den a entender que ya es muy tarde?
Para el diagnóstico contamos con una herramienta precisa y preciosa: la urografía intravenosa, siempre y cuando la función renal permita aún determinar el grado de enfermedad. Más precisa aún resulta la tomografía axial computadorizada [TAC], que desvela con exactitud la presencia de riñones aumentados en cuanto a tamaño e identifica los quistes de paredes finas.

Perdone que insista pero, tratándose como se trata, de una enfermedad hereditaria, ¿no podría identificarse desde el mismo nacimiento?
Claro, la enfermedad se inicia de buen principio y hemos comprobado que, ya en edades muy precoces, aparecen síntomas de alarma; por ejemplo, una presión arterial inusualmente elevada. Pero, como en muchas otras enfermedades de carácter hereditario, por lo menos en EEUU, se presenta aquí un dilema social: si certifico que un niño presenta poliquistosis, las compañías aseguradoras pondrán en un brete a sus progenitores, verá su fututo humano y profesional coartado aun cuando lo más probable es que no experimente ningún síntoma hasta pasados los 40 años.

¿Qué hacemos entonces, mirar a otro lado?
Los padres deben decidir si su hijo o su hija adoptan la carta de un enfermo crónico desde el momento de nacer o si le dejan crecer como cualquier niño sano hasta que la enfermedad pase factura. Imagino que en Europa este debate no tiene sentido, por cuanto los hijos permanecen a resguardo de la seguridad social de los padres. Pero en América, junto a otras enfermedades hereditarias, plantea una controversia moral y social de gran calibre. ¿Debe ponerse en jaque el futuro de un niño y de su familia a expensas de una enfermedad hereditaria? Los padres con pocos recursos optan casi siempre por ocultar el diagnóstico.

Hablemos de recursos, que se han convertido en un tópico de gran trascendencia en medicina.

La capacidad de enfermar es ilimitada y los recursos no lo son. Si todos enfermamos, ¿quién va a curar a quién, y con qué dinero? Nuestra sociedad debe replantear su estrategia. Tal vez no deba invertirse tanto en dar con nuevos tratamientos como en educar hacia buenos hábitos en salud; sin duda, resultaría mucho más rentable. No me parece ético disponer de muy buenos tratamientos si sólo unos pocos van a poder beneficiarse de ellos.

El tema es particularmente peliagudo en nefrología. El síndrome metabólico, la obesidad, la hipertensión y la diabetes van a desembocar en más pacientes con enfermedad renal terminal que facilidades va a haber para diálisis o trasplante.
Lo de educar a la población no es ninguna pose, y debemos darnos prisa. En la Clínica Mayo disponemos carteles por todas nuestras unidades asistenciales y elaboramos folletos en los que abogamos porque los pacientes lleven una vida saludable. En EEUU también se ha puesto en marcha una campaña educativa a nivel federal para acotar las cifras de hipertensión arterial, pero hay que obrar más y mejor; buscar mensajes eficaces, propiciar que el cambio de estilo de vida no sea tanto un discurso como una realidad.


Fuente :consumer.es


Imprimir esta página


Contáctenos vía e-mai

Licencia de Creative Commons
Pacientesonline by Claudia Cattivera y col. is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 Unported License.
Based on a work at www.pacientesonline.org


Enviar esta página por e-mail

Ingrese!


AllTrials logo

Libreria Cochrane Plus, Español y !Gratis


Haga clic aquí para iniciar La Biblioteca Cochrane Plus en Español - la información más fiable y completa sobre los efectos de la atención sanitaria

Color Esperanza

Como el verde de nuestro
sitio, la esperanza es lo último que se pierde. Ud. no está solo con su problema.

Ver opiniones de los pacientes


Iniciativas destacadas


"Pacientes" pensando...

Súmese Online a la Base de Datos


Home | Contáctenos | Nosotros | ¿Por Qué Pacientesonline? | ¿Cómo nos financiamos?
 
Resolución de Pantalla recomendada 1024x768+
www.pacientesonline.org

Copyright 2005-2014 | Pacientesonline Todos los Derechos Reservados