Consulte siempre a su médico de cabecera antes de tomar cualquier decisión. Por favor, no se automedique.

Pacientes Online: Por una alianza estratégica entre pacientes y equipos de salud.


Contáctenos | Nosotros | ¿Por Qué Pacientes Online? | ¿Cómo nos financiamos? |



Martes, 17 de Octubre de 2017
Fecha última actualización 04/03/2016
-->
Portada
Enfermedades
Encuentros Paciente-Médico
Informes Especiales
Seguridad del Paciente
Entrevistas
Medicina Basada Evidencia
Evidencias en Pediatría
Artículos Medicina
Curiosidades
Hospitales
Sonría
Links Recomendados
Suscribirse

Nosotros subscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red Nosotros subscribimos los Principios del código HONcode.
Compruébelo aquí.

Este sitio posee el sello de calidad.

Web Médica Acreditada. Ver más información

Sello de calidad Medicina XXI

Linfedema

Index | M.A.C.M.A | Cáncer de Mama | Linfedema | El ganglio centinela | Mamografías

Descripción


El sistema linfático está constituido por una red de vasos linfáticos especializados y diversos tejidos y órganos de todo el cuerpo que contienen linfocitos (glóbulos blancos) y otras células que ayudan al cuerpo a combatir las infecciones y las enfermedades. Los vasos linfáticos son similares a las venas pero tienen una pared más delgada. Algunos de estos vasos están muy cerca de la superficie de la piel y se pueden encontrar cerca de las venas; otros están justo debajo de la piel y en los tejidos grasos profundos cerca de los músculos y pueden encontrarse cerca de las arterias. Los músculos y las válvulas dentro de las paredes de los vasos linfáticos cercanos a la superficie de la piel ayudan a recoger fluidos y proteínas de los tejidos de todo el cuerpo y transportan la linfa en una sola dirección, hacia el corazón. La linfa es transportada lentamente a través de vasos linfáticos cada vez más grandes y pasa a través de unas estructuras pequeñas en forma de frijol llamadas ganglios linfáticos. Los ganglios linfáticos filtran las substancias dañinas para el cuerpo y contienen linfocitos y otras células que activan el sistema inmunitario para combatir las enfermedades. Con el tiempo, la linfa fluye hacia uno de dos conductos grandes en la región del cuello. El conducto linfático derecho recoge linfa del brazo derecho y el lado derecho de la cabeza y el pecho, y la desagota en la vena grande debajo de la clavícula derecha. El conducto linfático izquierdo o conducto torácico recoge la linfa de ambas piernas, el brazo izquierdo y la parte izquierda de la cabeza y el pecho, y desagota la linfa en la vena grande debajo de la clavícula izquierda.

El sistema linfático recoge exceso de fluidos y proteínas de los tejidos corporales y los devuelve al torrente sanguíneo. Las proteínas y las sustancias que son demasiado grandes se transportan a través de las paredes de las venas y se recogen mediante los vasos linfáticos porque tienen paredes más delgadas. Se puede presentar un edema cuando hay un aumento en la cantidad de fluidos, proteínas y otras sustancias en los tejidos corporales debido a problemas en los vasos capilares sanguíneos y las venas, o un bloqueo en el sistema linfático.

El linfedema puede ser primario o secundario. El linfedema primario es un trastorno hereditario poco común en el cual faltan tanto los ganglios como los vasos linfáticos o son anormales. El linfedema secundario suele ser producto de un bloqueo o corte en el sistema linfático, usualmente los ganglios linfáticos en el área de la ingle y la axila. Los bloqueos pueden deberse a infección, cáncer o tejidos cicatrizados como consecuencia de la radioterapia o la extracción quirúrgica de los ganglios linfáticos. Este sumario trata sobre el linfedema secundario.

  • Presentación aguda versus presentación gradual del linfedema

  • Existen cuatro tipos de linfedema agudo. El primer tipo de linfedema agudo es leve y dura poco tiempo; se presenta pocos días después de la cirugía para extraer los ganglios linfáticos o después de una lesión de los vasos linfáticos o venas justo debajo de la clavícula. El miembro afectado puede estar tibio y ligeramente enrojecido, pero generalmente no es doloroso y suele mejorar en el lapso de una semana si se mantiene levantada la pierna o el brazo afectado, y se ejercitan los músculos del miembro afectado (por ejemplo, abriendo y cerrando el puño). El segundo tipo de linfedema agudo se presenta entre 6 y 8 semanas después de una cirugía o durante el curso de la radioterapia. Este tipo de linfedema es una consecuencia de la inflamación de los vasos linfáticos o las venas. El miembro afectado es sensible, tibio o caliente, y enrojecido y se trata manteniendo el miembro elevado y tomando medicamentos antiinflamatorios. El tercer tipo de linfedema agudo se presenta con frecuencia después de una picadura de insecto, una herida o golpe leve, o una quemadura que ocasione infección en la piel y en los vasos linfáticos cercanos a la superficie de la piel. Puede presentarse en un brazo o una pierna que tiene inflamación crónica. El área afectada está rojiza, muy sensible y caliente; el tratamiento consiste en mantener la pierna o el brazo elevado y tomar antibióticos. No se debe utilizar bomba de compresión y el área afectada no se debe envolver con bandas elásticas durante las etapas tempranas de la infección. Un leve enrojecimiento puede continuar después de la infección. El cuarto y más común tipo de linfedema agudo progresa lentamente y se empieza a notar entre 18 a 24 meses después de la cirugía o hasta varios años después del tratamiento del cáncer. El paciente puede presentar malestar de la piel, dolor en el cuello, los hombros, la columna vertebral o las caderas causado por el estiramiento de los tejidos blandos o el uso excesivo de los músculos, o por cambios en la postura que pueden aumentar el peso que soporta el brazo o la pierna.

  • Linfedema temporario versus linfedema crónico

  • El linfedema temporario es un trastorno que dura menos de seis meses. La piel se hunde al hacerle presión y se queda hundida, pero no se endurece. El paciente corre más riesgo de contraer linfedema si presenta una de las siguientes condiciones:

    Drenajes quirúrgicos que dejan escapar proteínas en el lugar de la cirugía.
    Inflamación.
    Incapacidad de mover los miembros.
    Pérdida temporaria de la función linfática.
    Obstrucción de una vena por un coágulo sanguíneo o inflamación.
    El linfedema crónico (a largo plazo) es el más difícil de tratar de todos los tipos de edema. El sistema linfático dañado de la parte afectada del cuerpo es incapaz de manejar el aumento de fluido que necesita drenarse de los tejidos corporales. Esto puede presentarse a causa de una de las siguientes condiciones:

    Reaparición o diseminación de un tumor a los ganglios linfáticos.
    Infección o lesión de los vasos linfáticos.
    Periodos de estar incapacitado de mover los miembros.
    Radioterapia o cirugía.
    Incapacidad de controlar los síntomas tempranos de linfedema.
    Bloqueo de una vena por un coágulo sanguíneo.
    Un paciente que está en los estadios tempranos del linfedema presentará inflamación que se hunde cuando se le aplica presión y queda hundida pero permanece blanda. La inflamación se mejora con facilidad dando apoyo al brazo o la pierna en una posición elevada, mediante ejercicios suaves y el uso de ropa elástica que sirva de soporte. Los problemas continuos en el sistema linfático hacen que los vasos linfáticos se expandan y permitan que la linfa retroceda hacia los tejidos corporales y agrave el problema. El dolor, el ardor, el enrojecimiento y la hinchazón se presentan cuando el cuerpo trata de deshacerse del exceso de fluido. La piel se vuelve dura y tirante, y no se mejora al elevar la pierna o el brazo ni al usar ropa elástica de soporte.

    Los pacientes con linfedema crónico tienen más riesgo de padecer infecciones. Aún no existe un tratamiento eficaz para los pacientes que sufren de linfedema crónico avanzado. Una vez que los tejidos corporales se han estirado repetidamente, el linfedema puede reaparecer con mas facilidad.

    Factores de riesgo
    Entre los factores que pueden conducir a la presentación del linfedema se incluye la radioterapia dirigida a un área donde se extrajeron quirúrgicamente ganglios linfáticos, problemas postoperatorios que causan inflamación del brazo o la pierna, un número grande de ganglios linfáticos extirpados durante la cirugía y la edad avanzada.

    Entre los factores de riesgo del linfedema se encuentran los siguientes:

    Cáncer de mama, si el paciente recibió radioterapia o se le han extirpado ganglios linfáticos. La aplicación de radioterapia a la axila después de extirparse los ganglios linfáticos y tener un número grande de ganglios linfáticos extirpados aumenta el riesgo de contraer linfedema.


    Extracción de los ganglios linfáticos de la axila, la ingle y las regiones pélvicas.


    Radioterapia dirigida a la axila, ingle, y regiones pélvica o del cuello.


    Cicatrización de los tejidos en los conductos linfáticos o las venas y bajo la clavícula, ocasionada por la cirugía o la radioterapia.


    Cáncer que se ha diseminado a los ganglios linfáticos del cuello, pecho, axila, pelvis o abdomen.


    Tumores que crecen en la pelvis o el abdomen y que involucran o presionan los vasos linfáticos o el conducto linfático mayor en el pecho, y obstruyen el drenaje linfático.


    Tener una dieta inadecuada o tener sobrepeso. Estos trastornos pueden retrasar la recuperación y aumentar el riesgo de linfedema.


    Diagnóstico
    Aún no existen criterios específicos para diagnosticar el linfedema. Alrededor de la mitad de los pacientes que sufren de edema leve describen que la pierna o el brazo afectado se siente más pesado o lleno que de costumbre. Para evaluar si el paciente presenta linfedema, se debe tomar sus antecedentes clínicos y hacerle un reconocimiento físico completo. Los antecedentes deben incluir cualquier cirugía anterior, problemas postoperatorios y del tiempo transcurrido entre la cirugía y la aparición de síntomas de edema. Se debe determinar si ha habido algún cambio en el edema, así como cualquier infección o lesiones pasadas. También es importante para el diagnóstico conocer los medicamentos que toma el paciente.


    Fuente consultada:
    American Cáncer Society, en español


    Imprimir esta página


    Contáctenos vía e-mai

    Licencia de Creative Commons
    Pacientesonline by Claudia Cattivera y col. is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 Unported License.
    Based on a work at www.pacientesonline.org


    Enviar esta página por e-mail

    Ingrese!


    AllTrials logo

    Libreria Cochrane Plus, Español y !Gratis


    Haga clic aquí para iniciar La Biblioteca Cochrane Plus en Español - la información más fiable y completa sobre los efectos de la atención sanitaria

    Color Esperanza

    Como el verde de nuestro
    sitio, la esperanza es lo último que se pierde. Ud. no está solo con su problema.

    Ver opiniones de los pacientes


    Iniciativas destacadas


    "Pacientes" pensando...

    Súmese Online a la Base de Datos


    Home | Contáctenos | Nosotros | ¿Por Qué Pacientesonline? | ¿Cómo nos financiamos?
     
    Resolución de Pantalla recomendada 1024x768+
    www.pacientesonline.org

    Copyright 2005-2016 | Pacientesonline Todos los Derechos Reservados