Consulte siempre a su médico de cabecera antes de tomar cualquier decisión. Por favor, no se automedique.

Pacientes Online: Por una alianza estratégica entre pacientes y equipos de salud.


Contáctenos | Nosotros | ¿Por Qué Pacientes Online? | ¿Cómo nos financiamos? |



Miércoles, 18 de Octubre de 2017
Fecha última actualización 04/03/2016
-->
Portada
Enfermedades
Encuentros Paciente-Médico
Informes Especiales
Seguridad del Paciente
Entrevistas
Medicina Basada Evidencia
Evidencias en Pediatría
Artículos Medicina
Curiosidades
Hospitales
Sonría
Links Recomendados
Suscribirse

Nosotros subscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red Nosotros subscribimos los Principios del código HONcode.
Compruébelo aquí.

Este sitio posee el sello de calidad.

Web Médica Acreditada. Ver más información

Sello de calidad Medicina XXI

Cáncer de Mama

Index | M.A.C.M.A | Cáncer de Mama | Linfedema | El ganglio centinela | Mamografías

Nombres alternativos: Carcinoma canalicular o de conductos; Cáncer de seno; Carcinoma lobulillar; Carcinoma lobular; Cáncer mamario

Definición:Es un crecimiento maligno (canceroso) que comienza en el tejido mamario. Durante su vida, a una de cada ocho mujeres se le diagnosticará este tipo de cáncer.

Causas, incidencia y factores de riesgo

Existen varios tipos diferentes de cáncer de mama:

  • El carcinoma canalicular o de conductos: comienza en las células que recubren los conductos que llevan leche al pezón y es responsable por más del 75% de los cánceres de mama.

  • El carcinoma lobulillar: comienza en las glándulas secretoras de leche de las mamas pero es, a excepción de esto, muy similar en su comportamiento al carcinoma canalicular. Otras variedades de cáncer de mama pueden desarrollarse a partir de la piel, grasa, tejido conectivo y de otras células presentes en las mamas.

  • Algunas mujeres tienen lo que se conoce como cáncer de mama positivo para HER2. HER2 es la abreviación de receptor 2 del factor de crecimiento epidérmico humano, un gen que ayuda a controlar el crecimiento, la división y la reparación de las células. Cuando las células tienen muchas copias de este gen, el crecimiento celular se acelera. Se cree que el HER2 juega un papel clave en la transformación de células sanas en células cancerosas. Algunas mujeres con cáncer de mama tienen demasiado HER2 y, por lo tanto, se las considera positivas para dicho gen. Las investigaciones sugieren que las mujeres con cáncer de mama positivo para HER2 tienen una enfermedad más agresiva y un riesgo mayor de recurrencia que aquellas mujeres con cáncer de mama negativo para este gen.

    Los factores de riesgo para el cáncer de mama abarcan:

  • Edad y género: como sucede con la mayoría de los cánceres, la edad es un factor muy importante. De hecho, un 77% de los casos nuevos y 84% de las muertes por cáncer de mama ocurren en mujeres de 50 años o más. Más del 80% de todos los casos ocurre en mujeres de más de 50 años y menos del 1% ocurre en hombres. El riesgo de cáncer de mama está claramente relacionado con influencias hormonales, pero aún no está claro cómo afectan éstas la enfermedad y particularmente los tipos de enfermedad.

  • Factores genéticos y antecedentes familiares de cáncer de mama: algunas familias parecen tener una tendencia genética para el cáncer de mama. Se han encontrado dos genes variantes que parecen intervenir, el BRCA1 y el BRCA2. Los genes p53 y BARD1 también parecen ser importantes. Los investigadores han identificado otros genes defectuosos que pueden causar cáncer de mama, entre los cuales están el BRCA3 y el Noey2 (que es una enfermedad heredada sólo del lado paterno de la familia). Estos descubrimientos sugieren que el cáncer de mama ocurre cuando los sistemas de control y vigilancia del cuerpo contra el cáncer, que normalmente eliminan las células anormales, no logran funcionar. La reducción en la capacidad del cuerpo para eliminar las células anormales lleva a que se presente daño que se acumula gradualmente. Las mujeres portadoras de mutaciones del BRCA1 y/o del BRCA2 comienzan con una disfunción preexistente de este sistema y tienen una "ventaja inicial" en este proceso de daño. Las hormonas son importantes porque estimulan el crecimiento celular. Los altos niveles hormonales durante los años reproductivos de una mujer, especialmente cuando éstos no han sido interrumpidos por los cambios hormonales del embarazo, parecen aumentar las posibilidades de que las células genéticamente dañadas crezcan y causen el cáncer.

  • Menarquia temprana y menopausia tardía: las mujeres que inician tempranamente sus períodos menstruales (antes de los 12 años) o llegan a la menopausia después de los 55 tienen un riesgo mayor. Igual sucede con aquellas que no tuvieron hijos o los tuvieron después de los 30 años de edad.


  • Anticonceptivos orales: los anticonceptivos orales pueden aumentar ligeramente el riesgo de sufrir cáncer de mama, dependiendo de la edad, el tiempo de uso y otros factores. Nadie sabe por cuánto tiempo se mantiene este efecto después de suspenderlos.

  • Terapia de reemplazo hormonal: se ha demostrado que el uso de la terapia de reemplazo hormonal aumenta el riesgo de sufrir cáncer de mama.
  • Características físicas: el papel de la obesidad como factor de riesgo sigue siendo controvertido. Algunos estudios muestran que sí lo es y que se asocia posiblemente con la producción de altos niveles de estrógenos en las mujeres obesas.
  • Consumo de alcohol: el alto consumo de alcohol (más de 1 ó 2 tragos al día) se relaciona con un mayor riesgo de sufrir cáncer de mama.
  • Químicos: varios estudios han señalado que la exposición a sustancias químicas similares a los estrógenos, que se encuentran en pesticidas y ciertos productos industriales, puede aumentar también este riesgo.
  • DES: las mujeres que tomaron dietilstilbestrol (DES) para evitar abortos pueden tener un riesgo alto de sufrir cáncer de mama después de los 40 años.

  • Radiación: las personas que han estado expuestas a la radiación, particularmente durante su infancia, pueden tener igualmente un riesgo alto de cáncer de mama en su vida adulta, sobre todo quienes recibieron radiación en el tórax por cánceres anteriores.
  • Otros factores de riesgo: varios estudios han mostrado que el haber tenido tumores previos en las mamas, útero, ovarios o colon, y antecedentes de cáncer en la familia aumentan el riesgo de sufrir cáncer de mama. Tales antecedentes pueden ser indicio de factores genéticos descritos anteriormente.

  • El modelo Gail es una herramienta muy simple para evaluar los riesgos de sufrir cáncer de mama, que toma en cuenta los factores de riesgo más importantes y está disponible en línea. Igualmente, se utilizan muchos otros modelos.

    Síntomas

  • Tumores mamarios o masas mamarias identificadas durante un autoexamen de mama, las cuales suelen ser indoloras, de firmes a duras y, por lo general, con bordes irregulares
  • Protuberancias o masas en la axila
  • Cambio en el tamaño o forma de las mamas
  • Secreción anormal del pezón: suele ser un líquido sanguinolento o de claro a amarillento o verdoso puede parecer pus (purulento)
  • Cambios en el color o sensación de la piel de la mama, del pezón o de la areolacon orificios, fruncido o escamoso retracción, apariencia de "concha de naranja" enrojecimiento venas acentuadas en la superficie de la mama
  • Cambios en la apariencia o sensibilidad del pezón: hundido (retracción), agrandamiento o picazón
  • Dolor, aumento de tamaño o molestia sólo de un lado
  • Cualquier protuberancia, dolor, sensibilidad u otro cambio en las mamas de un hombre
  • Los síntomas de enfermedad avanzada son dolor óseo, pérdida de peso, inflamación de un brazo y ulceración cutánea


  • Signos y exámenes

    Todos los cambios preocupantes en las mamas deben ser confirmados e investigados por un profesional de la medicina. Después de obtener tanta información como sea posible acerca de los síntomas y los factores de riesgo, el médico lleva cabo un examen físico que incluye las dos mamas, las axilas y el área del cuello y el tórax. Luego, se pueden recomendar exámenes y tratamientos adicionales:

  • La mamografía radiológica puede ayudar a identificar la masa mamaria.
  • El ultrasonido (sonograma) puede mostrar si la protuberancia es sólida o contiene líquido.
  • La aspiración con aguja o biopsia con aguja de las masas de la mama pueden mostrar si están llenas de líquido y proveer material para enviar al laboratorio para su análisis. En el caso de anomalías muy pequeñas, visibles sólo en la mamografía, son necesarias técnicas especiales.
  • Una biopsia quirúrgica o extracción de una masa de la mama brinda una porción o toda una masa de la misma para estudio en el laboratorio.
  • Si se diagnostica un cáncer de mama, deben practicarse otros exámenes, incluyendo radiografías de tórax y exámenes de sangre. Luego puede indicarse cirugía, radiación, quimioterapia o una combinación de éstas, no sólo para el tratamiento, sino para ayudar a determinar la etapa en que está la enfermedad. La estadificación es importante para orientar tanto el tratamiento como el seguimiento y para tener una idea acerca de lo que se debe esperar en el futuro.

    Etapas del cáncer de mama (según el American Joint Commitee on Cancer ):

    ETAPA 0: enfermedad in situ (en el sitio) en la cual las células cancerosas se mantienen en su ubicación original dentro del tejido mamario. Conocido como carcinoma canalicular in situ (DCIS, por sus siglas en inglés) o carcinoma lobulillar in situ (LCIS, por sus siglas en inglés) y, dependiendo del tipo células involucradas y la localización, es un estado precanceroso. Sólo una pequeña cantidad de los tumores DCIS progresan hasta convertirse en cánceres invasivos. Existe alguna controversia dentro de la comunidad médica sobre la mejor manera de tratar estos DCIS.
    ETAPA I: tumor menor a 2 cm de diámetro sin diseminarse más allá de la mama.
    ETAPA IIA: tumor de 2 a 5 cm de diámetro, sin diseminación a ganglios linfáticos axilares, o tumor de menos de 2 cm con diseminación a dichos ganglios.
    ETAPA IIB: tumor mayor a los 5 cm de diámetro sin diseminación a ganglios linfáticos axilares o tumor de 2 a 5 cm con diseminación a estos ganglios.
    ETAPA IIIA: tumor menor de 5 cm con diseminación a ganglios axilares unidos entre sí o a otras estructuras, o tumor mayor de 5 cm con diseminación a estos ganglios.
    ETAPA IIIB: tumor con invasión a la piel de la mama o a la pared torácica, o que se ha diseminado a ganglios linfáticos dentro de la pared torácica a lo largo del esternón.
    ETAPA IV: tumor de cualquier tamaño diseminado más allá de la mama y la pared torácica, como al hígado, los huesos o los pulmones.
    Muchos factores adicionales, además la estadificación, pueden influir en los tratamientos recomendados y el resultado probable. Entre éstos pueden estar el tipo preciso de célula y la apariencia del cáncer, el hecho de si las células cancerosas responden o no a las hormonas y la presencia o ausencia de genes que se sabe causan el cáncer de mama.

    Tratamiento Volver al comienzo

    La selección del tratamiento inicial está basada en muchos factores. Para los cánceres en etapas I, II ó III, las principales consideraciones son tratar adecuadamente el cáncer y evitar la recurrencia, ya sea en el lugar del tumor original (local) o en cualquier otra parte del cuerpo (metastásica). Para la etapa IV, el objetivo es mejorar los síntomas y prolongar la supervivencia, sin embargo, en la mayoría de los casos, el cáncer en etapa IV no se puede curar.

    La cirugía puede consistir sólo en extracción del tumor de la mama (tumorectomía ), o mastectomía parcial, total o radical, por lo general con la extracción de uno o más ganglios linfáticos de la axila. A menudo, se utilizan procedimientos especiales para encontrar los ganglios linfáticos a los que más probablemente se ha diseminado el cáncer (ganglios centinela).
    Se puede dirigir terapia por radiación al tumor, la mama, la pared torácica o a otros tejidos que se conoce o se sospecha quedan con células cancerosas.
    La quimioterapia se utiliza para ayudar a eliminar las células cancerosas que aún puedan quedar en la mama o que ya se hayan diseminado a otras partes del cuerpo.
    Las drogas biológicas, como el trastuzumab (Herceptin), son un tipo de drogas contra el cáncer completamente nuevas, que se pueden usar solas o con quimioterapia. Esta droga afecta el crecimiento y funcionamiento de las células cancerosas y del 20 al 25% de los cánceres de mama responden a ella. El trastuzumab no es quimioterapia pero se puede combinar con ésta. De hecho, estudios recientes muestran que agregarle trastuzumab a la quimioterapia o hacer un tratamiento con trastuzumab después de la quimioterapia ayuda a prevenir la recurrencia del cáncer y puede hacer que las personas que tengan cáncer de mama positivo para HER2 vivan por más tiempo.
    Se utiliza terapia hormonal con tamoxifeno para bloquear los efectos del estrógeno que de otra manera puede ayudar a las células cancerosas a sobrevivir y crecer. La mayoría de las mujeres con cánceres de mama que presentan estrógeno o progesterona en su superficie se benefician del tratamiento con tamoxifeno. Una nueva clase de medicamentos denominados inhibidores de la aromatasa, como Aromasin, han demostrado ser tan buenos como o posiblemente mejores que el tamoxifeno en mujeres con cánceres de mama en la etapa IV.
    La mayoría de las mujeres recibe una combinación de estos tratamientos. Para los tumores en etapa 0, el tratamiento estándar es la mastectomía o tumorectomía más radiación. Sin embargo, existe alguna controversia sobre la mejor manera de tratar el DCIS. Para los casos en etapas I y II, el tratamiento estándar es la tumorectomía (más radiación) o mastectomía con la extirpación de al menos el "ganglio centinela".

    Después de la cirugía, se puede recomendar quimioterapia con o sin trastuzumab, terapia hormonal o ambas. La presencia de cáncer de mama en los ganglios linfáticos axilares es muy importante para la estadificación, y el tratamiento y seguimiento apropiados.

    Las pacientes en la etapa III por lo general se tratan con cirugía seguida de quimioterapia con o sin terapia hormonal. También se puede considerar la radioterapia bajo circunstancias especiales.

    El cáncer de mama en etapa IV se puede tratar con cirugía, radiación, quimioterapia, terapia hormonal o una combinación de éstas (dependiendo de la situación).

    Grupos de apoyo Volver al comienzo

    Se puede ayudar a aliviar el estrés provocado por la enfermedad uniéndose a un grupo de apoyo, en el que los miembros comparten experiencias y problemas comunes. Ver grupos de apoyo para el cáncer.

    Expectativas (pronóstico) Volver al comienzo

    La etapa clínica del cáncer de mama es el mejor indicativo para el pronóstico (resultado probable), además de algunos otros factores. Las tasas de supervivencia a cinco años para los individuos con cáncer mamario que reciben el tratamiento apropiado son aproximadamente:

    95% para la etapa 0
    88% para la etapa I
    66% para la etapa II
    36% para la etapa III
    7% para la etapa IV
    Los ganglios linfáticos axilares son la vía principal que las células cancerosas deben utilizar para llegar al resto del cuerpo y su compromiso en cualquier momento afecta significativamente el pronóstico.

    La quimioterapia y la terapia hormonal pueden, por el contrario, mejorar el pronóstico en todos los pacientes y aumentar las posibilidades de curación en pacientes con tumores en las etapas I, II y III.

    Complicaciones Volver al comienzo

    Incluso con tratamientos agresivos y apropiados, el cáncer mamario suele diseminarse (hacer metástasis) a otras partes del cuerpo como los pulmones, el hígado y los huesos. La tasa de recurrencia es de aproximadamente el 5% después de una mastectomía total y extirpación de los ganglios linfáticos de la axila cuando se encuentra que dichos ganglios no tienen cáncer. La tasa de recurrencia es del 25% en aquellos individuos con tratamientos similares cuando los ganglios tienen cáncer.

    Otras complicaciones pueden ser resultado de la cirugía, la alteración del drenaje de la linfa desde el brazo, los cambios causados por la radiación y el tratamiento con quimioterapia y tamoxifeno. Sin embargo, las consecuencias de retrasar o evadir la detección temprana y el tratamiento del cáncer de mama son mucho más devastadoras y con frecuencia mortales.

    Situaciones que requieren asistencia médica Volver al comienzo

    Se debe consultar al médico si un hombre o mujer detecta cualquiera de los síntomas que podrían indicar cáncer de mama o:

    Es una mujer mayor de 40 años que no se ha realizado un mamograma en el último año.
    Es una mujer de 35 años o más y tiene una madre o una hermana con cáncer de mama o antecedentes previos de cáncer mamario, uterino, ovárico o de colon.
    Es una mujer de 20 años o más que no conoce el procedimiento o necesita ayuda para aprender a realizar el autoexamen de mama.
    Prevención Volver al comienzo

    Muchos de los factores de riesgo no se pueden controlar. Algunos expertos en el campo de nutrición y cáncer coinciden en que, generalmente, es posible reducir los riesgos a través de cambios en la dieta y en el estilo de vida.

    La mayoría de los esfuerzos se han concentrado en la detección temprana, ya que el cáncer de mama se trata más fácilmente y a menudo es curable si se detecta a tiempo. El autoexamen de mamas, el examen clínico de las mamas por parte de un profesional entrenado y la mamografía son las tres herramientas para la detección temprana. Las mujeres portadoras de las mutaciones del BRCA tienen varias opciones efectivas para la exploración selectiva y la prevención.

    La mayoría recomienda autoexámenes de mama mensuales, la semana siguiente al período menstrual si la persona tiene 20 años o más.

    Los exámenes clínicos regulares por parte de un profesional de la salud se recomiendan para mujeres entre los 20 y 39 años de edad y al menos cada tres años. A partir de los 40 años de edad, las mujeres deben hacerse un examen clínico regular con un profesional de la salud 1 vez al año.

    La mamografía es la forma más efectiva de detectar precozmente el cáncer de mama. La Asociación Estadounidense contra el Cáncer (American Cancer Association) recomienda la realización de mamografías cada año para todas las mujeres de 40 años o más.

    El Instituto Nacional de Cáncer de los Estados Unidos (National Cancer Institute) la recomienda cada 1 ó 2 años para mujeres mayores de 40 años o más. Para aquellas mujeres con factores de riesgo, entre los que se cuenta la historia de familiares cercanos con cáncer, las mamografías anuales deben comenzar a realizarse 10 años antes de la edad que tenía el pariente afectado al momento de su diagnóstico.

    Dos medicamentos que han mostrado ser capaces de reducir el riesgo de cáncer de mama están bajo estudio. Estos son tamoxifeno (Nolvadex®) y raloxifeno (Evista®) y ambos se comportan como antiestrogénicos en el tejido mamario.

    El tamoxifeno ya es ampliamente utilizado para prevenir la recurrencia en mujeres ya tratadas por este tipo de cáncer. Se están usando muchos otros agentes hormonales más nuevos, como los inhibidores de la aromatasa y otros, después de suspender el tamoxifeno, o incluso en su lugar. Para algunas mujeres en muy alto riesgo de cáncer de mama, el uso preventivo de estos medicamentos puede ser apropiado, pero se debe consultar con un médico calificado.

    La mastectomía preventiva, que es la extirpación quirúrgica de una o ambos mamas, es una opción para prevenir el cáncer de mama en mujeres de muy alto riesgo.

    Entre las posibles candidatas a este procedimiento están las mujeres a quienes ya se les practicó una mastectomía parcial por esta enfermedad, mujeres con una fuerte historia familiar de cáncer de mama y aquellas que presentan mutación de genes p53, BRCA1 o tienen el gen BRCA2.

    Para obtener información adicional, ver la página web de la Sociedad Estadounidense contra el Cáncer (American Cancer Society ).


    Fuente consultada:
    MedlinePlus


    Imprimir esta página


    Contáctenos vía e-mai

    Licencia de Creative Commons
    Pacientesonline by Claudia Cattivera y col. is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 Unported License.
    Based on a work at www.pacientesonline.org


    Enviar esta página por e-mail

    Ingrese!


    AllTrials logo

    Libreria Cochrane Plus, Español y !Gratis


    Haga clic aquí para iniciar La Biblioteca Cochrane Plus en Español - la información más fiable y completa sobre los efectos de la atención sanitaria

    Color Esperanza

    Como el verde de nuestro
    sitio, la esperanza es lo último que se pierde. Ud. no está solo con su problema.

    Ver opiniones de los pacientes


    Iniciativas destacadas


    "Pacientes" pensando...

    Súmese Online a la Base de Datos


    Home | Contáctenos | Nosotros | ¿Por Qué Pacientesonline? | ¿Cómo nos financiamos?
     
    Resolución de Pantalla recomendada 1024x768+
    www.pacientesonline.org

    Copyright 2005-2016 | Pacientesonline Todos los Derechos Reservados